MUCHOS VEN LO QUE PARECES, POCOS SIENTEN LO QUE ERES...

Datos personales

Mi foto
Sevilla, Andalucia, Spain
"El éxito es conseguir lo que se desee. La felicidad es apreciar lo que ya se ha conseguido"

lunes, 16 de febrero de 2009

Comentarios innecesarios e inoportunos

Esta mañana en la puerta del colegio de mi hijo, no pude evitar meterme en una conversación.  Había un grupo de mujeres, siempre hay grupitos, pero en este en concreto hablaban de la joven sevillana desaparecida desde el mes de Enero.  El caso es que después de un fin de semana en el que todos los medios de comunicación han estado dando noticias sobre el caso, esta mañana, una de estas mujeres decía:

"Es que las niñas de hoy día están muy espabiladas, son provocadoras,  siempre están rodeadas de jóvenes con los que refregarse"

Os juro que se me revolvió el estomago cuando oí ese comentario y además de una mujer que rondaría los treinta y pocos años. No pude evitar callarme y hacer oídos sordos.  Comentarios como estos en boca de mujeres son peores que si lo hicieran los hombres,  a veces las propias mujeres somos mas machistas que ellos. Pues como no pude callarme le dije:

Parece mentira que alguien de tu edad y mujer, diga eso. Las jóvenes de hoy día hacen lo mismo que hacíamos las de tu edad y las de mi edad.  A lo mejor si es verdad que empiezan antes, pero hacen lo mismo. Y encima de todo, parece como si estuvieras diciendo que la culpa de lo que le ha pasado la tiene ella.  Nadie, absolutamente nadie tiene derecho a apagar la vida de otra persona.  Cuando a uno no le interesa alguien se aparta y punto, pero no hace de verdugo solo porque no baile al son que estás tocando.

No sabéis que rabia me da oír comentarios como estos.  Yo tengo un hijo varón, y creo que tengo el deber y la obligación de educarlo respetando al prójimo. 
A veces los padres queremos que todo lo enseñe el colegio y eso no es así, aquí te enseñan cultura pero el respeto y la educación se enseña en casa.  Quizás muchos de nuestros hijos son como son precisamente por dejadez de los progenitores.
 
En fin, que pillé un rebote de miedo. 
Me arden las tripas cuando veo gente con esos pensamientos.  No quiero ni imaginar lo que pensarán sus hijos varones, si es que los tiene, cuando oyen de su madre comentarios como estos refiriéndose a la mujeres.
 
 
 
 
 
 
Pues desde aquí, solo puede haber un grito, uno que pide …
 
justicia, y el endurecimiento y cumplimiento integro de las condenas

3 comentarios:

misdi dijo...

Estoy de acuerdo contigo,siempre le he dicho a mis hijos "No le hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a tí", y lo mismo hacia en el aula con mis discipulos, estoy segura a ninguna persona le gustaría que hablarán mal de su madre ni de su padre, por lo tanto antes de sacar la lengua a pasear deberiamos acordarnos de ellos. Hay que tener amor por el prójimo, si no amamos al prójimo tampoco nos amamos nosotros, pues el mismo proyecta lo que TÚ ERES.Saludos, te hago una invitación muy especial a mi blog te deje en el una propuesta que espero aceptes. Gracias,un abrazo, Misdi

SERHUMANA dijo...

Que razon tienes!!!!!!!! Pareciera que muchas de las cosas absolutamente aberrantes que sucenden son por "culpa" de las victimas? es increible que muchos en la sociedad piensen asi. Y si, como padres, tenemos la obligacion de educar en el respeto. Es verdad, ¿que pensaran los hijos varones de esa mujer si la escucha diciendo eso? La verdad, que estoy muy de acuerdo con vos.

Sr. X dijo...

Que curioso un comentario machista de una mujer! Es como si una mujer maltratada diga "si, me a pegado pq me lo merezco", hombre por favor!!!Quizas pueda ser la educacion que le han dado, pero aun asi, una persona que este informada, o simplemente minimamente inteligente no hace ese comentario. La cuestión esq vivimos en un pais de pandereta que sale una ciudad entera a manifestarse a favor del botellon y no salimos con cosas importantes como tener una justicia digna y justa. A veces esta sociedad da ganas de vomitar.

Cada nuevo día es una página en blanco en el diario de tu vida. La lapicera está en tu mano, pero no todos los renglones serán escritos como deseas: algunos provendrán del mundo y de las circunstancias que te rodean. Pero, por la gran cantidad de cosas que están bajo tu control, es preciso que sepas algo en especial. El secreto de la vida radica en hacer tu historia lo más bella posible. Escribe el diario de tu vida y llena las páginas con las palabras nacidas del corazón. A medida que las páginas te lleven adelante, descubrirás senderos que te agregarán penas y alegrías, pero si puedes hacer estas cosas, siempre habrá esperanza en el mañana. Sigue tus sueños. Trabaja duramente. Sé bondadoso. Esto es lo que cualquiera podría pedir; haz todo lo que puedas para que la puerta se abra a un día lleno de una belleza especial. Recuerda que la bondad siempre es recompensada. Las sonrisas rinden dividendos. Diviértete. Descubre tu fuerza interior. Sé sincero. Conserva la fe. No concentres tus pensamientos en las cosas que te faltan. Descubre que el mejor tesoro de la vida es la gente y que la mejor de todas las riquezas es la felicidad. Lleva un diario que describa cómo te esforzaste y lo demás vendrá por añadidura.
NO TEMAS SENTIR QUE EL SOL DE LA MAÑANA BRILLA SÓLO PARA TI.
¡Gracias por tu visita!